jueves, 12 de abril de 2012

El abrazo del rescate

La primera semana de vida de estos gemelos, cada uno en una incubadora.

Aparentemente uno no se esperaba que sobreviviera. Una enfermera del centro hospitalario, en contra de las reglas del hospital, puso a los bebés en la misma incubadora.

Cuando los pusieron juntos, el más sano de los dos, puso su brazo sobre su hermana, “abrazándola”.

El ritmo del corazón del bebé más pequeño se estabilizó y su temperatura se normalizó. Ambos bebés sobrevivieron. Y el hospital cambió sus normas después de ver el efecto que produce el estar juntos los bebés.

ABRAZAR,… una grandiosa medicina. Transfiere energía y es un gran estímulo emocional.

Dicen que necesitamos cuatro abrazos al día para sobrevivir, ocho para mantenernos y doce para crecer.

No sólo es bueno, es NECESARIO…

Fuente: http://unaterapeutatemprana.blogspot.com.es/

2 comentarios:

  1. Que bonito, mis pequeñajas sólo estuvieron juntas cuando haciamos canguro y cuando las llevaron en la misma incubadora en la ambulacia para trasladarlas a otro hospital. Posiblemente habrían salido antes de la UCIN si hubieran estado juntitas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose, me imagino tu emocion al rememorar tus vivencias.
      Hermoso, muy hermoso, la capacidad de abrazar y amar ya desde pequeñitas.
      Gracias por tu comentario.
      Rosa Estñ
      Coach Profesional y Familiar

      Eliminar