lunes, 29 de octubre de 2012

Una pregunta poderosa: ¿Para que?



Según diversos científicos, educadores y psicólogos, entre los que se encuentra EduardoPunset, nos dicen que las claves de la felicidad tienen pocos, si bien poderosos ingredientes:

El primero es la Inteligencia Emocional aplicada a uno mismo, a las relaciones. ¿Para que? El mundo  actual es rápido, cambiante, retador, imprevisible. Constantemente estamos generando pensamientos y sentimientos. Saber conocer que nos pasa,  lo que sentimos y acoger amorosamente y honestamente todo tipo de emociones, incluidas las que llamamos “negativas”, como la rabia o la tristeza, hace que podamos, con una practica continuada, encontrar un espacio de silencio interior donde acogernos, aceptarnos, asumir lo inevitable o  poner luz en los problemas. Es la relación sana o insana con mi”yo”

El segundo ingrediente son las relaciones con los “otros”: pareja, familia, amigos, compañeros de trabajo, vecinos….Un buen sustento relacional nos hace mas sanos física y emocionalmente, nos da una razón para vivir, disfrutar, esforzarnos y superar los miles de contratiempos de la vida cotidiana. También pone a prueba nuestro carácter, la capacidad de tolerancia, de paciencia y de compasión con los demás.

El tercer ingrediente, que está -  o nó-  independientemente de nuestra situación personal, familiar o laboral es el “para que en la vida”. Víctor Franlk, fundador de la logoterapia o el sentido de la vida, que supero los horrores de los campos de concentración en la Segunda Guerra Mundial, nos legó  importantes aportaciones en uno de sus mas  conocidos libros: “El hombre en busca de sentido”, que se podría resumir en: “Si tienes un para que, sabrás encontrar el cómo”

Hoy es lunes finales de octubre 2012. Millones de despertadores  habrán sonado con distintos sonidos para  sacarnos del sueño al amanecer  y del calorcillo de las sabanas. Como autómatas, vamos al baño, tomamos una ducha rápida, vamos a la cocina, tomamos un café…. no parece que haya mucho tiempo para las preguntas y, sin embargo….

¿Cuál es nuestro para qué de hoy? ¿Qué razones sustentan nuestros esfuerzos? ¿En que nos podemos apoyar para superar el cansancio, las dudas o el desaliento? ¿Qué actividad podemos desarrollar con corazón? ¿Qué pequeñas cosas nos darían un soplo de felicidad? ¿Qué gestos sin costo podemos hacer con los “otros” (nuestra pareja, familia, amigos, compañeros de trabajo, vecinos) que les harían sonreír y estar contentos? Y… otra pregunta: ¿Cómo nos construye en nuestra mejor dimensión humana todo esto?

Si creéis que vuestra experiencia  puede ayudar a otros a reflexionar, a construir un campo quántico de pequeñas aportaciones que eleven la mirada de esta extraña vida nuestra, tan compleja, a veces tan difícil y, sin embargo, tan maravillosa... bienvenidos, aquí tenéis un espacio para compartir.

Rosa Estañ
Coach Profesional y Familiar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada