martes, 8 de octubre de 2013

Experiencias de unidad: En busca de nuestra media naranja

Buceando por internet, llega a mis manos este articulo, publicado en el blog de Marcelo Vazquez Avila, "En busca de la mitad perdida", y me ha parecido oportuno compartirlo, con la debida referencia a su fuente.
La experiencia de amar incondicionalmente y ser amado tambien sin condiciones es algo que todas las personas que sin ser solitarias, ni ermitañas, ni contrarias a las relaciones de pareja, ni desencantadas por amores no correspondidos o sencillamente desastrosos... hemos buscado a lo largo de nuestras vidas.
Sin embargo, el paradigma que se nos ha inculcado fuertemente en el inconsciente colectivo y personal sobre que "no somos completos", (de ahi el término de "mi otra mitad",  "mi media naranja") lo encuentro, despues de años de vivencias personales y compartidas de muchas personas que han depositado en mi su confianza, totalmente incierto.
El ser humano, como parte de la creacion y de la naturaleza tiende a evolucionar, a perfeccionarse a todos los niveles, es decir, corporal, mental, emocional y espiritual. En esa evolucion necesitamos al "otro", a la relacion, sea en pareja, sea con amigos y amigas, sea con los hijos.  Hay muchas relaciones de diversa índole y calidad. Desde la evanescente relacion de segundos en el subir o bajar del ascensor, donde el silencio se puede hacer muy denso, hasta esas relaciones desde el alma, desde el corazon, donde todo nuestro ser se ve implicado, y que hace profundamente gozosa la vida.
Cuanto mas amor, menos ego. Cuanto mas puedo compartir desde el corazon y la relacion afin, mas calidad tendre en mis sentimientos, emociones y vivencias. 
He vivido mucho tiempo tambien con esa idea de que no somos completos, que nos falta "algo", alguien especial. La asistencia a un taller de Alexander Poraj* puso luz a años de creencias compartidas personal, cultural, socialmente,  respecto a la necesidad de encontrar la media naranja para ser completos.
El origen de ese anhelo es la "experiencia de unidad" con el ser, llamese alma universal, Dios, Madre Tierra, Pacha Mama, Atman...Cada cultura pone nombres a lo que es inasequible y no podemos comprender a nivel racional, pero que nuestra alma o corazon "sabe".
Cuando amamos incondicionalmente nuestra personalidad egoica se diluye, se desvanece, y evoluciona para  dar lugar a unos sentimientos elevados que nos acercan al Ser. En ese sentir con confianza, sin miedo, con entrega y generosidad adquirimos una experiencia de inmersion que nos llena de alegria y certeza. Tocamos verdaderamente el cielo. Si esa experiencia es compartida con la persona amada, ambos pueden vivir en una vibracion elevada que les pone en intimo contacto con el origen, es decir, con el Ser, o el Amor.
La pregunta es: ¿Solo se puede experimentar esa sensacion de unidad con la pareja afin? ¿Puede ser  permanente ese sentimiento?
Segun Alexander Poraj el sentimiento de unidad puede experimentarse en diversos estados, a traves de la contemplacion, la meditacion,  la musica, la naturaleza o cualquier actividad en que estemos inmersos, entusiasmados, presentes. Y tambien a traves del silencio de la mente, conectando con niveles profundos de nuestro ser donde no hay pensamientos, no hay ego.
Aun asi, puesto que somos humanos y terrenales, !que alegria experimentar el amor incondicional con tu amado, con tu amada!. Yo le llamo "el camino corto" para experimentar la unidad, que requiere de grandes dosis de amor, generosidad, paciencia y  compartir. Para que el amor en pareja dure a lo largo del tiempo, hace falta mimar y cuidar la relacion, que es cosa de dos, con una serie de valores y principios que nada tienen que ver con el egoismo.! Merece la pena vivirlo!

Rosa Estañ
Coach Profesional y de Familia




*ALEXANDER PORAJ
Maestro Zen nombrado por Willigis Jäger, doctor en ciencias religiosas. Durante años director de una red de hospitales psicosomáticos en Alemania. Creador de la Academia de Psicosophia a través de la cual acompaña a personas y grupos en distintos lugares de Europa. Es actualmente director espiritual de "Benediktushof" casa creada por Willigis Jäger y dedicada a ejercicios espirituales transconfesionales, zen, contemplacion y cursos inspirados en ellos. Junto con las tradiciones espirituales, su trabajo se inspira en los reconocimientos de Dr. Hunter Beaumont, Bert Hellinger y H.A. Almaas.

3 comentarios:

  1. Naranjas completas eso es.
    Solo desde la Libertad Interior del Ser se puede Amar
    Enciende mi luz con tu luz para ser Uno con el Amor.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ramon por tu comentario. !Totalmente de acuerdo! Cuantas veces buscamos en el otro, en los otros, aquella felicidad, paz, alegria y abundacia que nosotros mismos nos negamos, o no sabemos como acceder. Si la felicidad es una opcion personal, !que suerte compartirla con la persona amada, desde la libertad!

    ResponderEliminar
  3. La alegría de compartir el camino y el crecimiento junto al amad@.
    Gracias Rosa¡

    ResponderEliminar