viernes, 25 de noviembre de 2016

Encuentro "De mayor quiero ser..."

 El pasado día 23 de noviembre 2016, tuvimos el privilegio de vivir una experiencia preciosa, de cómo se puede conectar hoy con el corazón de los adolescentes, esos personajes que parecen inaccesibles, conectados a los móviles, aparentemente desinteresados de las clases, de lo que pasa en el mundo. Fue en un Colegio privado concertado de Granada, el Colegio Juan XXIII de Cartuja. Dinamizó el encuentro también Elena Rodríguez Megias (Coach profesional) y yo misma.

Con la iniciativa promovida por la Dirección del Colegio y el apoyo de algún profesor, convencido de la necesidad de impulsar la inteligencia emocional y las habilidades de coaching en las aulas, tuvimos la oportunidad de compartir, durante 90 largos minutos, con la presencia atenta de casi 200 jóvenes y alguno de los profesores. El encuentro tuvo un tema atractivo “De mayor quiero ser…” un espacio singular para la creatividad y focalizarse en el futuro personal.Eran las 9.45h y empezamos el encuentro con esta pregunta:

¿Alguna vez, alguien se ha interesado por tus sueños? ¿Te has preguntado que te gustaría lograr cuando seas mayor?   Y pedimos que levantaran la mano para indicar que si, efectivamente eso era conocido para ellos.

Se hizo un gran silencio, nadie levantaba la mano. Probablemente se habían hecho una idea extraña sobre de que íbamos a tratar en el encuentro. Les animamos a mostrarse, a levantar su brazo. ¿Cómo no saber de sueños, de deseos, de ilusiones propias? Un minuto de silencio que se hizo eterno  para ellos, acostumbrados al ruido, a que les digan constantemente lo que tienen que hacer, qué se espera de ellos, que hacen mal  (”por supuesto, hay que educarles”)

Tímidamente unas niñas o jóvenes que estaban en la fila de delante fueron levantando la mano; luego el movimiento fue seguido apenas por otros diez. Y luego… silencio expectante, nada de movimiento. Sólo un 5% se atrevió o quiso levantar su brazo y el resto optó por inhibirse.
Como respuesta, les invitamos a prestar atención a todo lo que iba a surgir del encuentro, que estuvieran presentes. Y una petición: que todos nos centráramos en la soluciones. También les dijimos que esa pregunta ¿De mayor qué quieres ser…?  se la volveríamos a repetir al final de la charla.

El tiempo se hizo demasiado corto, muchos temas para tratar que se fueron desgranando entre imágenes, música, algún vídeo motivacional, comentarios, participación de los jóvenes. 

Hablamos de cómo ha evolucionado el concepto de inteligencia  desde el Coeficiente de Inteligencia Emocional, hasta las Inteligencias Múltiples, de Howard Gardner, Premio Príncipe de Asturias 2011, y otros muchos temas:

  •   la necesidad de tener cultura y conocimientos base. De que cada persona nace con un talento que hay que potenciar, tanto con  su reconocimiento y  como en su práctica. 
  •  cada persona nace en un contexto de padres, familia, situación económica que puede ser favorable o no, para ellos.
  •  a pesar de que los contextos y las circunstancias no sean las mejores, cada persona tiene la oportunidad de superarse y elegir la respuesta.
  •  los jóvenes tienen poder si saben elegir prepararse, rodearse de otros jóvenes que también luchen por su progreso a todos los niveles, que saben decir no a las drogas, al alcohol. 
  •  el desarrollo profesional es tanto más potente si los conocimientos y experiencias se basan en el talento personal. 
  •  es necesaria la inteligencia emocional para saber superar las dificultades de la vida, trabajar en equipo, superar las frustraciones.
  •  emprender es hoy, sin género de dudas, la mejor opción para tener posibilidades de desarrollarse profesionalmente y generar una buena economía.
  • para ser un buen profesional, además de conocimientos hace falta actitud y ejercer el liderazgo
  • Hablamos también de cuáles son las profesiones que ya tienen mayor demanda hoy, como son las que requieren en el sector tecnológico, turismo y ocio, salud y bienestar, energías renovables y otras.
¡Los chavales estaban tan atentos, tan presentes! ¿Cómo es posible lograr la magia de poder estar conectados con los jóvenes, a base de ponernos en su piel, preguntarles y hablar de temas que les interesan de verdad, durante 90 minutos? El tiempo se nos terminaba, los chicos y chicas tenían que entrar ya a una clase.

 Y volvimos a hacerles la misma pregunta. ¿Conoces tus sueños? ¿Te preguntas que quieres ser de mayor? ¿Te emocionas ante la mera idea de poder hacer lo que te apasiona si tuvieras los recursos, los medios y las oportunidades necesarias para lograrlo?  Y esta vez, ya no hubo silencio, ni caras serias, ni miradas bajas. Una chispa de ilusión había en la mayor parte de los presentes, y muchas, muchas manos, se levantaron seguras.

Estas iniciativas como las impulsadas por el Colegio Juan XXIII de Cartuja, en Granada,  han de multiplicarse. Nos reafirmarnos de que es necesario un cambio en el modelo educativo, para poder ayudar a los jóvenes de hoy a estar preparados para los grandes retos que les esperan. Esos adolescentes, nuestros hijos, esos trabajadores y profesionales del mañana, esos líderes del futuro.


Coach Profesional en Bitacorach, Consultoría, Formación, Coaching y RR.HH. Directora de Escuela Esmeralda, Educación Económica e Inteligencia Financiera



No hay comentarios:

Publicar un comentario