miércoles, 14 de diciembre de 2016

Habilidades de Coaching para la educación


La educación de los niños y jóvenes es una tarea imprescindible para dotarles de valores, habilidades y actitudes que les ayuden a crecer tanto personal como profesionalmente en el futuro.

El sistema educativo actual en España y en gran parte del mundo es variable, según los responsables políticos de turno, que cambian de programas cada tiempo. La orientación está fundamentada en el desarrollo de conocimientos, que, aun siendo totalmente necesarios, la abundancia de información actualmente accesible a través de diversos medios, hace que los niños y jóvenes tengan que desarrollar, además:

- Creatividad  e ingenio
- Aprender a aprender
- Saber buscar de información valiosa
- Capacidad para análisis y síntesis
- Capacidad de adaptación  y de cambio
- Cualidades de liderazgo, trabajo en equipo, empatía, escucha, resiliencia
- Sus propias fortalezas e inteligencia personal


¿Qué beneficios tiene la inteligencia emocional, coaching y PNL para la comunidad educativa?

La comunicación mejora y se fortalecen los vínculos de calidad.
La persona se siente más feliz, más plena y con mayor calidad de vida.
Aumenta la auto- motivación y la capacidad de motivar a otros.
Las relaciones personales mejoran en todos los ámbitos.
Las personas se implican más en la familia y en el trabajo.
Son más responsables y autónomas.
Se mejora el clima familiar y laboral.
Nuestro poder personal y nuestro liderazgo se ven reforzados en base a la coherencia y respeto.
Aumenta la eficacia y eficiencia de las personas.
Los procesos de cambio y de mejora continua se agilizan.
Mejoran las relaciones entre profesores-padres así como con los responsables de los Centros       
Se genera un clima de cooperación y respeto, con base en la conciencia y responsabilidad.

El modelo tradicional de enseñanza basado en la impartición de conocimientos ha quedado definitivamente obsoleto, necesitamos una educación en la que se impulse la inteligencia emocional y social, la autogestión, el compromiso y el desarrollo del talento. Esto se manifiesta al menos en estos tres niveles:

1. Una creciente conciencia de la indivisibilidad entre la mente, cuerpo y emociones.

2. La necesidad urgente de situar en el centro de la vida educativa a las personas y el interés por aprender en lugar de la información y la enseñanza.

3. La necesidad de incorporar nuevas metodologías del aprendizaje en la comunidad educativa para poder dar respuesta a lo anterior.

Para leer este articulo completo descargate la nueva revista Conversaciones de Coaching donde colaboramos con un articulo por #RosaEstanCoach

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada